Basta!, hasta acá llego.

Basta!, hasta acá llego!, que frase!, si al escucharla te trae algunos recuerdos de cuando las has repetido, bienvenid@! Eso es muy bueno, es realmente bueno que aparezcan este tipo de reacciones, emociones o rabias, recuerda que la rabia es una de las primeras emociones donde inicia un cambio.

El gran tema pasa con lo QUE PASA en el momento siguiente de ésta reacción

Te animas a un ejercicio?

Recuerda cada vez que has estado en una situación similar, donde has dicho frases como:  Basta!, Hasta acá llego!, …. esto se tiene que terminar, esto tiene que cambiar,… ya no puedo seguir así….

Una vez que te tranquilizas:

  • ¿Haces algo al respecto? en algunos casos sí en otros no...

  • ¿Empiezas a mirar la parte positiva?… frase como: esto será que tiene que ser así… por algo es…. Bueno al final tampoco es tan tortuoso…

Como te dije antes, si aparece esta rabia es bueno, porque me indica que necesito un cambio y si no escuchas esa rabia, es cuando empieza a pesar cada vez un poco más y ésto repercute en tus acciones cotidianas...

Por supuesto, no podemos cambiar del día a la mañana porque me aparece una rabia, en cambio lo que sí podemos es empezar a gestionar esa rabia. Y hacerlo lo más amable posible, que quiero decir con esto, buscar una acción diferente, que me indique que ese basta ya, realmente empieza a cambiar.

Te propongo que pienses en ¿Qué deseas que ocurra con vos en todo esto? y luego saca una pequeña acción, que te acerque a caminar ese cambio. No permitas que luego llegue una palmadita en la espalda, que te conforme y vuelva a ser todo como era. Y en un tiempo de nuevo con la misma rueda emocional

Si llegó esa emoción, es para que la escuches, es para que te escuches.

Atrévete…

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.